DESCUBRIENDO LISBOA EN SILLA DE RUEDAS

0
Castillo de Sintra
Castillo de Sintra

Una visita de 5 días a nuestro cercano y país vecino , Portugal ….!!!! Ya estuvimos hace varios años en el sur zona  (El Algarve) y nos gustó mucho ,su luz , paisajes ,playas ,comida y su gente , fue un viaje muy agradable y tranquilo. Esta vez no puedo decir lo mismo en cuanto accesibilidad , lisboa es una ciudad muy antigua y muy poco accesible , en sus calles las aceras muy pocas están rebajadas ,son estrechas por la zona del centro y con muchas pendientes , en cuanto a sus locales de restaurantes los baños están en la 1°planta o una planta baja sin acceso. En una ocasión entramos en un italiano a almorzar y me llevaron a un pequeño hotel justo al lado para que pudiera ir al baño. La verdad que todo un detalle por parte del dueño , pero solo en esa ocasión el resto de días ha sido complicado encontrar un baño accesible.

Costa portuguesa
Costa portuguesa

Con silla manual está complicado , después de este último viaje barajo la posibilidad de hacerme con una silla eléctrica plegable o un handbike para nuestra comodidad , más por mi pareja que por mi😅.

Bueno a todo esto, empezamos con nuestro viaje ,cogimos el Hotel HF Fenix Lisboa en la rotonda del Marques de Pombal a unos 2 kilómetros del centro , creí que estaba más cerca ja ja ja , buen hotel , el fallo que pedí una vez más habitación adaptada y había placa de ducha con mampara y sin asiento ni barra de transferencia , lo cual no entraba ni silla ni nada ,habría que cambiar de habitación ,en mi situación no fue necesario ,en ese aspecto , por el resto ,habitación y baño amplio .

Habitación accesible del hotel
Habitación accesible del hotel
Baño adaptado de la habitación
Baño adaptado de la habitación
Ducha a cota cero con mampara
Ducha a cota cero con mampara

 

 

 

 

 

 

 

El primer día nos quedamos en lisboa capital , visitamos su centro que en realidad es una ciudad bonita por su encanto de ser tan antigua, tiene mucha vida sus restaurantes y sus calles llenas de turistas. Fuimos hacia el arco del triunfo que da hacia la placa do comercio muy visitada , nos acercamos hacia el río y paseamos por su paseo marítimo en busca del mercado de ribeira , tienen venta de frutas , verduras , pescados y carnes y bares para degustar allí mismo su gastronomía.

Arco del Triunfo, Lisboa
Arco del Triunfo, Lisboa

Una vez visto , justamente enfrente de la salida del mercado subimos a un bus el número 728 y cuesta 2 €/ pers y accesible para personas con discapacidad para ir a Belem a ver el Monasterio de los Jerónimos , monumento a los descubrimientos y la famosa Torre de Belem. En esta última tuvimos problemas para poder llegar a ella desde el monasterio porque pasan las vías del tren y hay que bajar y su plataforma no funcionaba cuando estuvimos nosotros. Buscamos otro camino más adelante y ahora había que subir escaleras , lo cual nos fue imposible y nos volvimos sin verla para otro día buscar otra alternativa, que fue llegar hasta ella con el propio coche , pero a través del paseo marítimo creo que se llega .

Torre de Belem
Torre de Belem

Ya visitado , fuimos en busca de los famosos pastelitos de belem , hay que decir que están riquísimos con su Canelita por encima o azúcar, según gusto. Hay una tienda muy cerquita del monasterio dirección lisboa.

Monasterio de los Jerónimos
Monasterio de los Jerónimos

Para almorzar nos fuimos a la capital hay muchísimos sitios para comer ,pensábamos ir al acuario o al funicular pero cerraban a las 6 y ya no nos daba tiempo 🤷‍♀‍, aunque al funicular no se si podría subir , no se si está accesible. Decidimos echar la tarde paseando por sus calles.

Al día siguiente cogimos nuestro coche y rumbo a Nazare, un pueblo famoso por sus grandes olas y sus surfistas ,lo visitamos un poco por encima y una vez visto bajamos hacia Peniche ,un pequeño pueblo costero con unas preciosas vistas desde su paseo marítimo. Almorzamos allí mismo en un restaurante con vistas al mar y todo buenisimo .

Una de los placeres de viajar, la gastronomía
Una de los placeres de viajar, la gastronomía

El tercer día fuimos a visitar Sintra , pueblo pintoresco y muchas cosas que visitar pero muy poca accesibilidad y muchas pendientes , la verdad que me dio mucho coraje , no poder recorrer sus calles del centro y no poder entrar en sus castillos , aunque en el castillo da pena pude visitar sus jardines y terrazas con un handbike de aquella época 😂 en una foto salgo , la verdad que le dio un respiro a mi marido y poder subir más cómodamente.  Me lo ofrecieron al comprar las entradas a mi me cobraron la mitad y mi pareja gratis por acompañante , el handbike totalmente gratis . El palacio no se puede visitar por dentro porque hay escaleras 😔 no tienen ninguna parte habilitada , una pena la verdad. Recomiendo ir temprano a primera hora ,se necesita un par de horas o tres mínimo para ver sus jardines trankil@. Nosotros subimos con nuestro propio coche hasta arriba del todo , hasta la misma puerta y aparcamos en un parking que hay allí mismo y no esperar cola para comprar la entrada , preguntar algún trabajador son muy amables.

Castillo de Sintra
Castillo de Sintra

Arriba en sus terrazas hay un restaurante para comer pero solamente te ofrecen dos platos de pasta y uno de arroz a elegir uno de ellos, bebida y pan por 10 euros , mejor llevarse un bocadillo o bajarse a la hora de comer por eso lo de llegar temprano .

De Sintra cogimos hacia Cascais otro pequeño pueblo pintoresco bonito de visitar , por aquí tomamos el café, dimos un paseíto y compramos algunos regalos como el licor de cereza muy famoso que hay por aquí, lo probamos en Sintra con un vaso de chocolate , vas bebiendo y comiendo a la vez esta buenísimo tenéis que probarlo .

Al cuarto día dirección a Sesimbra, fuimos a ver su puerto pesquero y deportivo , el mercado del pueblo donde compramos un buen pan y subimos hacia su castillo un poco en ruinas pero con unas vistas muy bonitas del pueblo visto desde arriba. Decidimos llegar hasta el faro del cabo Espichel , vistas impresionantes si os gusta la naturaleza.

Cabo Espichel con su faro
Cabo Espichel con su faro

De allí dirección Setubal donde almorzamos. Por aquella zonas hay bodegas que se pueden visitar cogiendo cita previa , para los que seáis amante al vino , nosotros por tiempo ya no pudimos visitar pero me hubiera encantado, paseamos por su puerto pesquero y tomamos el cafelito de todas las tardes 😊 .

Esta era nuestra última noche en Lisboa , nos fuimos hacia el hotel a dejar algunas cosas y bajar al centro para aprovechar nuestra última cena cataplana de marisco y bacalao típico de su gastronomía , muy bueno.

Disfrutando de los ricos manjares de Lisboa
Disfrutando de los ricos manjares de Lisboa

En esta semana que estuvimos hubo una feria gastronómica de quesos, vinos,chorizos , y pastelitos de la zona ,la verdad que nos pusimos como el kiko😋😅.

Bueno hasta aquí llegó nuestro viaje y esta ha sido mi experiencia , espero veros ayudado en algo y hasta pronto silleros 😘😘.

Post escrito por Rocío

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, indica tu comentario
Por favor, indica aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.