Este inquieto alavés tiene “huesos de cristal” pero esta circunstancia no le impide vivir independiente y manejarse con su silla de ruedas eléctrica.

Una de sus grandes pasiones es viajar y cada viaje lo considera una aventura en la que, aunque a veces encuentre trabas, siempre saca algo positivo y nuevo de lo que aprender.

Ha recorrido España y Europa fundamentalmente aunque también ha “cruzado el charco” en su viaje a Nueva York.

No suele viajar solo sino que lo hace con quien se apunte a cada nueva aventura.

Si tú también buscas compañía para viajar no dudes en decírselo.

[td_block_3 custom_title=»Posts de Iñigo en Silleros Viajeros:» autors_id=»23″ limit=»»]