En esta segunda parte del viaje realizado con Scape Travel, recorreremos ciudades romanas como Astorga, Ponferrada y Villafranca del Bierzo, disfrutaremos la impresionante naturaleza gallega y leonesa y degustaremos su fabulosa gastronomía.

Como en la primera parte de este viaje, consiste en un viaje autoguiado para vivir la experiencia del Camino de Santiago. Donde haremos los recorridos más accesibles, compartiremos vivencias con los caminantes y todo organizado por la agencia, alojamiento, transporte de las mochilas y nuestro transfer cuando sea necesario, para que sólo nos preocupemos de disfrutar esta experiencia.

Imagen de Kity e Izaskun junto a una escultura de un peregrino.

El recorrido lo hicimos en handbike y mi compañera Izaskun andando. Como las etapas eran más cortas, decidimos dejar la bicicleta aparcada y disfrutar como caminantes.

Etapas realizadas:

  • Llegada a León
  • Astorga – Rabanal del Camino.
  • Villafranca del Bierzo – Las Herrerías.
  • O Coto – Boente
  • Fontelas – o  Pedrouzo
  • Villamaior – Santiago de Compostela.

León

De primeras, visitamos León, punto de partida de esta nueva aventura y donde dormimos el primer día.

Ciudad histórica donde las haya, tiene gran cantidad de patrimonio. No te puedes ir de allí sin visitar la catedral del siglo XII-XIII, el hostal San Marcos (Parador de León), uno de los monumentos más representativos del renacimiento español; recorrer el barrio húmedo y tapear por sus calles.

Etapa Astorga – Rabanal del Camino

De León nos desplazamos en un taxi adaptado a Astorga, ciudad de origen romano y con edificios modernistas que te encantarán, inicio de la primera etapa. No perderse el Palacio Gaudí (no accesible, pero merece la pena verlo desde el exterior), La Catedral de Santa María, las murallas que rodean la ciudad y ese estupendo cocido de maragato.

Imagen de usuario de silla de ruedas acercándose al palacio.Esta etapa dura 17,5 km hasta Rabanal del Camino, cruzando distintas localidades. El camino es llano, con ligeras pendientes en alguna de sus partes y de gravilla compactada en su mayoría.

De aquí damos un pequeño salto con nuestro transfer adaptado y descansamos en Ponferrada o en Villafranca del Bierzo, lugar de inicio de la siguiente etapa. Ambas localidades bien merecen una buena visita a todos sus monumentos y su casco histórico.

Etapa Villafranca del Bierzo – Las Herrerías

A partir de aquí entramos en zona de montaña, por lo que aunque la mayoría del recorrido de esta etapa se desarrolla sin problemas con la handbike, en algún momento puntual puedes necesitar ayuda de tu acompañante o de algún peregrino para salvar alguna pequeña pendiente.

Usuario de silla de ruedas por sendero entre el bosque.La ruta para este día son 20 km, la mayoría sobre terreno asfaltado, la etapa más larga de este viaje.

Imagen de usuario de silla de ruedas junto a señal con flecha amarilla indicando dirección a Santiago. El camino empieza a llenarse de peregrinos y es precioso, en gran parte discurre junto al río Valcarce, rodeados de castaños, robles y nogales. En otoño es una zona preciosa, con la gran cantidad de colores, verdes, amarillos, marrones y sus distintas tonalidades. Es la etapa ideal para disfrutar de la naturaleza.

Etapa O Coto – Boente

Dejamos atrás Castilla y León y pasamos a territorio gallego.

Imagen de kity junto a un monolito que indica los 268 km que quedan para llegar a Santiago.

Esta zona que nos saltamos hasta nuestro siguiente punto de partida es muy complicado hacerla con silla de ruedas, ya que existen muchas subidas y bajadas, zonas de naturaleza poco preparadas para el tránsito con nuestro carruaje. Dado que lo que queremos es disfrutar del camino con seguridad y la mayor autonomía posible, decidimos saltarla aún a sabiendas de que es una zona preciosa del camino.

Con nuestro gran salto llegamos a O Coto, lugar de inicio de nuestra siguiente etapa.

Duración 12,7 Km.

En esta ruta se mezcla parte de suelo asfaltado, suelo enlosado y andadero de gravilla fina que no generan en términos generales ningún problema para ir con la handbike. Sí hay que decir que existen 2 puntos de especial atención, el acceso al puente de Furelos y la salida de Melide.

Poco antes del inicio de la etapa, se encuentra Palas de Rey, una localidad muy señorial y con gran historia, por si quieres verla también.

A partir de aquí verás gran cantidad de señales de piedra que te indican cuanto te queda para llegar a Santiago.

El último kilómetro antes de llegar al puente de Furelos, en Melide, me encantó. Te encuentras en medio de la naturaleza, entre castañares y robles, con olores a todo tipo de plantas y gran cantidad de vegetación. Un lugar increíble.

En el puente necesitarás ayuda, ya que el suelo es muy irregular y tiene bastante pendiente. Aunque siempre encuentras un montón de manos de gente para ayudar.

Como curiosidad, a mitad de la etapa, en Melide, se unen el Camino Francés y el Primitivo.

Usuario de silla de ruedas junto a su mujer con el puente al fondo.

Aquí no puedes dejar de visitar para comer Casa Ezequiel y degustar una buena ración de pulpo. Además tiene baño adaptado 😊 y su propietario es encantador, o por lo menos a nosotros nos trató de maravilla.

Etapa Fontelas – O Pedrouzo

La mayoría de esta etapa va por pistas anchas, de gravilla compactada, entre bosque y casas típicas gallegas, durante aproximadamente 14,5 km.

Atravesarás varios pueblitos, como Fontelas, A Calzada, Outeiro, A Salceda, Cerceda y A Rua, para llegar finalmente a O Pedrouzo.

En este tramo tendrás muchos puntos de pequeñas subidas y bajadas, que con la handbike no supondrán mayor problema.

En O Pedrouzo encontrarás gran cantidad de bares y restaurantes para tomar algo, compartir con más peregrinos, hablar sobre el camino y descansar.

Imagen de dos personas degustando de una comida, entre los platos, uno de mejillones.

Esta etapa es para disfrutar del camino, conversar con los caminantes, descubrir la Galicia rural y prepararnos para el gran día, la llegada a Santiago de Compostela.

Etapa Villamaior – Santiago de Compostela

Esta etapa es la más corta 8,7 km, pero la de mayor impacto sentimental, ya que hoy acaba el camino y llegamos a nuestro destino, Santiago de Compostela.

La ruta de hoy es casi toda por terreno asfaltado y en la mayoría del recorrido por casco urbano, por lo que hay que tener cuidado con el tráfico de coches.

Imagen de usuario de silla de ruedas en el Monte del Gozo.Nos hicimos la foto obligada en el Monte do Gozo y desde aquí iniciamos el descenso hacia Santiago. Este descenso es prolongado, de unos 500 metros aprox., en el que hay que tener cuidado con los frenos, por lo menos en mi caso se calentaron bastante.

Ya en la ciudad, desde la entrada se circula por aceras con rebajes, cruces de calles con semáforos y el camino está bien señalizado hasta llegar a la Plaza del Obradoiro, donde encontramos La Catedral de Santiago e hicimos la visita al santo.

Imagen de 3 personas en la plaza del Obradoiro con la catedral a sus espaldas. Uno de ellos va en silla de ruedas.Verás la alegría compartida por todos los peregrinos por haber llegado al final del camino.

Ya en Santiago, nos quedamos una noche más para disfrutar de la ciudad y poder recorrerla con más tranquilidad, algo muy recomendable.

No te olvides de irte sin pedir la Compostelana (que es el documento que acredita que has hecho el camino), con tu pasaporte de peregrino que te han tenido que ir sellando en todos los lugares que hayas ido parando durante el camino, como mínimo 2 veces al día.

Imagen de kity y su mujer mostrando la compostelana.Para conseguir la Compostela, el peregrino debe haber cumplido tres requisitos básicos: hacer el Camino con motivos religiosos o espirituales, haber recorrido cualquiera de las Rutas Jacobeas al menos 100 km si es a pie o a caballo y 200 km si es en bicicleta y acreditar que se ha recorrido tal distancia.

La Catedral de Santiago establece como mínimo el sellado de la Credencial dos veces por día en los últimos 100 km., aunque para nosotros en silla de ruedas, suelen ser más flexibles por las dificultades que nos encontramos.

Lugar: en la Oficina de Acogida al Peregrino, en la calle Carretas nº 33. https://oficinadelperegrino.com/

En este viaje tan especial, Scape Travel, se encargó de todo, de reservar los alojamientos y que los baños estuviesen adaptados para nuestras necesidades, de los transfer adaptados y de llevarnos las mochilas desde el punto de salida al de llegada en cada etapa.

Además, antes de empezar el viaje, nos dieron un mapa con anotaciones de todo lo que teníamos que ver, los cruces y los puntos críticos que te íbamos a encontrar en todo momento.

Recuerda que el Camino está vivo y que te puedes encontrar siempre algún imprevisto, pero con una actitud positiva y la ayuda de los peregrinos, se superan todas las adversidades.

La verdad que es una manera diferente de hacer el Camino de Santiago, es vivir la experiencia de hacer el Camino, sin sufrir y sin miedos, compartiendo el camino con un montón de peregrinos y conociendo a muchísima gente que hace lo mismo que tú, disfrutar de la experiencia de hacer el Camino.

Durante todo el camino nos encontramos un montón de sitios donde comer, aprovisionarnos de agua o tomarnos un café.

Imagen de 3 platos de alubias con verdura.Y sorprendentemente, nos encontramos con más baños adaptados de los que esperábamos.

Imagen de baño adaptado, inodoro con barras, ducha a cota cero con silla.Vivir esta experiencia merece la pena, ¿¿¿¿te animas????

Buen Camino …..

Post escrito por Kitly

Recuerda la primera parte y el inicio del peregrinaje hacia Santiago en el post Camino de Santiago para Todos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, indica tu comentario
Por favor, indica aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.